lunes, 8 de enero de 2018

LABERINTO DE MUERTE, Philip K. Dick

 


TITULO: Laberinto de muerte
AUTOR: Philip K. Dick
EDITORIAL: Minotauro
GENERO: Ciencia ficción
EDICION: Tapa blanda
AÑO: 2013 (1970 original)
PAGINAS: 235




SINOPSIS:

Catorce colonos llegan al deshabitado planeta Delmark-O para llevar a cabo una misión que desconocen. No tienen nada en común y lo único que saben es que es imposible salir del planeta.

No tardarán en descubrir que su nuevo hogar es mucho más extraño y peligroso de lo que habían imaginado, y que un poder oculto podría estar detrás de los extraños accidentes que han empezado a suceder y que, uno a uno, están acabando con sus vidas...


OPINIÓN PERSONAL:


Paranoia, oscuridad y caos. La mejor definición que puedo hacer tras terminar Laberinto de muerte sería esa.
Philip K. Dick es un auténtico genio y está logrando lectura tras lectura convertirse en uno de mis autores favoritos.

Al leer la sinopsis parece que nos vamos a adentrar en una especie de historia a lo diez negritos de Christie ambientada en el género de la ciencia ficción, pero quién pueda pensar eso se está engañando en parte, porque el autor nos tiene guardadas muchas y sorprendentes giros totalmente inesperados.

Dick te sumerge en una historia de tal complejidad que estoy segura de que si lo releyera varias veces encontraría nuevas aportaciones a lo que ya había leído, con diferentes perspectivas e ideas que se me han  pasado por alto en esta primera lectura.

El autor comienza con la presentación de uno de los personajes que integraran la expedición secreta. Ben Tallchief se encuentra en pleno trabajo tan aburrido como de costumbre. Seguía pensando en la plegaria que había enviado a través del transmisor para que o al menos eso esperaba él, llegase a uno de los mundos deíficos. De este modo podrían llegar al Intercesor y mediar en su problema más inminente.
Poco tarda en descubrir si dicha plegaria fue recibida ya que su supervisor le comunica que están a punto de trasladarlo. El destino se encuentra en una peuqeña Colonia en el planeta Delmark-O. Por sólo tres dólares de plata puede coger un narizón de la nave y se reuniría con 12 personas más reclutadas de orígenes diversos. Pese a la ansiedad que le creaba no conocer demasiado a que se dedicara exactamente en su destino, sabe que el tiempo máximo será de dos años con pensión completa y cuidados médicos exhaustivos.

Los siguientes protagonistas que conoceremos serán Seth Morley, biólogo marino y su mujer Mary. Interesantísimo el encuentro entre Seth y el Caminante cuya revelación cambiará su destino vital ya que le ayuda a tomar una decisión importante. He de reconocer que en esa conversación donde le habla de algo de su pasado me ha hecho sentirme especialmente implicada a partir de ahí con este personaje.

A continuación no se nos presentan al resto de personajes como con Ben, Seth o Mary. Una vez Tallchief se encuentra en la superficie y listo para aterrizar es cuando comenzamos a descubrir el resto de los integrantes de la expedición. A cual más variopinto y extraño. Personajes todos llenos de dobleces y con los que no es fácil empatizar, lo cual beneficia la lectura porque te obliga a verlo de forma global y no tomar partido por ninguno.

Una vez están los 14 integrantes, son conscientes de que no pueden realizar el viaje de regreso y pese a que no saben si habrá vida inteligente en el planeta en el que se encuentran, desconocen por completo con qué propósito se les ha enviado allí. Deberían descubrirlo una vez se hayan reunido todos los participantes pero el satélite orbital sufre un accidente y no pueden obtener la información que deberían haberle proporcionado. Eso suma caos e indecisión entre todos.
En pocos capítulos la trama torna de forma inesperada y deja completamente fuera de juego al lector. Y es sólo el principio de la espiral hacia el final de la novela.


 

El autor dota de una carga tremendamente importante a la religión en esta obra, algo de lo que ya nos advierte en el Prólogo acerca del marco teológico que nos vamos a encontrar. No en vano se le da una importancia extrema a las plegarias y a tres entes de los que se compone la Deidad: el Mentufactor (creador de todo el universo y responsable de la renovación y el cambio), el Caminante (personificación humana y que no duda en ayudar a otros) y el Intercesor (quien soluciona e intercede). El significado en sí del Mentufactor y su contrapunto el Destructor de formas es importantísimo para la deriva de la trama y la comprensión real de todo cuanto está ocurriendo en la narración. Es parte de la resolución del misterio de todo cuanto está ocurriendo en el planeta.

“Son asombrosos los extremos a los que llega la gente en su esfuerzo inconsciente para bloquear su enfrentamiento con la realidad. ¿No es verdad?”

Hay que incidir siempre que se nombre en la historia el libro de A.J. Spectowsky un teólogo comunista del siglo XXI por el que los integrantes de la expedición poseen un total fervor. Así como la teoría newtoniana de los colores. El Edificio y las moscas artificiales. Tened todos estos elementos muy presentes.

Es una obra que te retrae a otras muchas, la novela de misterio anteriormente citada de Christie, 1984 por esa paranoia ante la mirada vigilante y la suspicacia que ello conlleva, incluso Lost, por toda la controversia religiosa versus ciencia y como no pueden complementarse  y por como el efecto de la perspectiva incide desde lo que fuimos a lo que podríamos ser y todo el cambio que ello conlleva. Y sus correspondientes consecuencias.

Como contrapunto negativo hablaría sobre los personajes femeninos y cómo interactúan entre sí valiéndose de tópicos algo sexistas y especialmente en las escenas de sexo.   

Philip K. Dick dota a la obra de una aura de decadencia, oscuridad y anarquía que embelesa al lector a la vez que lo lleva al borde la locura intentando entenderlo todo cuanto acontece en cada página. Leer a este autor termina siendo toda una experiencia mientras y después de haber pasado la última página discerniendo sobre todo cuanto se ha leído. Una obra para filosofar en torno a la existencia de los milagros y la de no Dios de Spinoza y releer en bucle.
 

Persus 9 y bienvenidos al mundo poliencefálicos queridos lectores.

martes, 2 de enero de 2018

MEJORES LECTURAS 2017

 

2017 ha sido uno de los peores años que recuerdo por diferentes motivos personales, por lo que pensar en comenzar de nuevo siempre otorga esperanza y anhelos varios. 

Mantener la tradición de elaborar una minuciosa lista con las mejores lecturas que hemos tenido a finales de año nos sirve para darnos más información de la que creemos, nos dice qué nos ha impulsado a tomar las decisiones de leer ciertos títulos sobre otros, si ha sido nuestro estado emocional, un reto literario, envíos o colaboraciones, el mero azar…

Han sido poco más de 200 las lecturas que he realizado este año en su gran mayoría comics, que ha sido el género que ha ganado con diferencia a la novela de ficción pero a pesar de ello la cantidad de buenas o excelentes lecturas está muy por debajo del total de lecturas realizadas algo que me ha preocupado, siendo consciente de que he de elegir más minuciosamente lo que leo este nuevo año.

Os enseño a continuación las que han sido mis mejores lecturas de 2017 sin ningún orden en concreto.


Cumbres borrascosas ha supuesto el redescubrimiento de la novela victoriana, de la prosa deliciosa y de las historias que no resultan ser lo que uno espera lejos de lo idílico o de lo políticamente correcto. Bronte consigue una gran construcción de la atmósfera y de la ambientación y un personaje que es imposible olvidar: Heathcliff. Un clásico imprescindible de la literatura.
 

Propuesta interesantísima de ciencia ficción con un world building impresionante y muy bien construido con un personaje que atrae toda la atención del lector: Borne y los misterios que este encierra. Vandermeer se ha convertido en uno de mis autores favoritos. Muy pronto tendréis reseña en el blog.


El universo expandido vs el actual canon frente a frente. Dos personajes que quedan muy bien definidos en dos historias repletas de giros inesperados y de detalles muy interesantes. Dos novelas que se encuentran entre lo mejor del universo novelesco de SW. Imprescindibles.


Volver a la novela juvenil con esta trilogía ha sido disfrutar de una historia de fantasía que enamora desde las primeras páginas y que con esta segunda entrega deja al lector completamente sorprendido por como acontecen los sucesos después del final de Una corte de rosas y espinas. 


Dos historias que tienen algo en común: su fuerza narrativa y sus personajes protagonistas. Muy diferentes entre sí pero excelentemente narradas y en el caso Del color de la leche estamos ante una historia desgarradora e imposible de olvidar.

Mis propósitos lectores para 2018 van a centrarse principalmente en elegir muy bien las lecturas y centrándome especialmente en títulos que llevan en mi listado de pendientes desde hace mucho tiempo, dando prioridad a los clásicos de los géneros que más me gustan.